fbpx
Seleccionar página

« Blog Samkhya

Dhanvantari Jayanti, Día Internacional de Ayurveda

21 octubre, 2022

“El Amor es medicina, la única,

y si ni siquiera se padece, más.

Profilaxis existencial.”

Sri Mataji Shaktiananda

Ayurveda y su día conmemorativo

Anualmente los días como hoy son conmemorados en India como el día nacional de la ciencia de Ayurveda; una disciplina cuya historia nos lleva siglos y milenios atrás, a una era de sabiduría que nos recuerda el esplendor de un legado que hoy renace en América del Sur. Ayurveda, la ciencia de la vida y la longevidad, la primera y fundamental forma de Medicina que conoció el ser humano en este ciclo, es conmemorada hoy por sus estudiantes y practicantes, sus doctores o Vaidyas y sus profesores o Acharyas; en últimas, por todo aquel que haya visto en esta ciencia una oportunidad de sanación y crecimiento personal e interior. 

La fecha es elegida a razón de la también milenaria celebración del Jayanti de Sri Dhanvantari -su nacimiento. Éste fue un trascendente personaje, conocido en la literatura védica como el padre cósmico de Ayurveda, quien junto a sabios como Charaka, Sushruta o Vagabhata decantó en los antiguos tratados las claves de la longevidad y la decodificación más exacta sobre la naturaleza física y energética que habitamos, especialmente en lo que concierne a la cirujía, una de las 8 ramas de Ayurveda. Ayurveda es ese conocimiento medicinal que comprende al alma dentro de su cuerpo físico y sus cuerpos energéticos, para procurarnos así una habitabilidad consciente de éstos, que permita nuestra evolución espiritual hacia estados superiores de conciencia. 

En ese sentido, Ayurveda es también una visión primordial de medicina integral que aborda no sólo las enfermedades físicas, sino también los síntomas y desbalances que se manifiestan en niveles más sutiles como el mental, emocional e incluso el espiritual. Y por más de que las raíces de este conocimiento se remonten hacia tiempos que se extravían en la memoria, se entiende también su vigencia en términos de las diversas actualizaciones que se han venido realizando a través de los años. Cada practicante con su experimentación suma conocimientos nuevos, que han sido, son y serán almacenados y actualizados, pues como toda ciencia védica Ayurveda crece, se expande y evoluciona para brindar siempre una nueva respuesta a los retos de la humanidad en cada era. 

Las historias de Sri Dhanvantari, el padre cósmico de Ayurveda

Por su lado, Sri Dhanvantari es descrito en las épicas ancestrales como un Avatar de Vishnu, es decir, una encarnación del aspecto divino de la Preservación, la fuerza de balance, quien preserva los ciclos del cosmos y garantiza la funcionalidad del experimento universal. En el Bhagavata Purana se dice que Dhanvantari surgió del Samudra Manthan. Este es un evento puránico en el cual había una batalla devastadora entre dioses y demonios. En la narrativa se cuenta cómo los devas o seres celestiales buscan al Señor Brahma para pedir su ayuda, quien entonces les indica que deben batir el océano de leche, símbolo de la Conciencia Absoluta Inmanifiesta, para obtener el Amrita o el néctar de la Inmortalidad, lo cual les dará la victoria que buscan. Justamente de ese batir de los cósmicos océanos de leche emerge Sri Dhanvantari, portando el néctar de la inmortalidad para entregarlo a los dioses combatientes.

De ahí surgieron los más preciosos elementos, así como el veneno más potente (Halahala). Los catorce elementos más puros fueron extraídos por Vishnu, mientras que el veneno fue tomado por el Señor Shiva para transmutar y transformar las impurezas de la creación. Durante este proceso, Vishnu intervino en más de una ocasión para sostener la explosión creativa que corría riesgos por la increíble cantidad de energía que detonaba. En este momento emergió Dhanvantari, quien fue designado por los dioses para ayudar y sanar a los seres vivientes de la Tierra. Era joven y fuerte, su pecho era muy ancho y su tez azulado negro. Tenía brazos fuertes, ojos rojizos, y contaba con la fortaleza y destreza de un león. Estaba vestido de amarillo brillante, tenía el pelo rizado untado con aceite y llevaba brillantes aretes de perla. Cuando emergió, sostenía una concha, sanguijuelas, hierbas curativas, un Chakra (una de las armas divinas del Señor Vishnu) y el buscado Kalash con Amrita, por el que también se le llamó Sudha Pani o el portador del néctar, y en suma un semblante que irradiaba luz e inmortalidad. La historia más tarde lo haría reencarnar como Divodasa Dhanvantari, el Príncipe y luego Rey de Banaras (antiguamente Kashi, hoy Varanasi), hijo del Kashiraj en la familia Ayus. Se sabe que en ese linaje familiar hubo varios Dhanvantari, el abuelo de Divodasa era de nombre Dhanvantari, y el primero de ellos se llamó Ayus. De ahí el nombre de su linaje.

Así, se dice que nació en una fecha astrológica como hoy, a los 13 días de la quincena oscura del mes de Karthik, previo a la luna nueva o Aamavasya que curiosamente dos días después marca la celebración del festival de Diwali. Por su lado, Dhanteras o Dhanvantari Jayanti representa su nacimiento a partir del evento del Samudra Manthan. Y por otro, Diwali es la fecha de la celebración de las luces que se encendieron en el reino de Ayodhya, una de las ciudades centrales del antiguo mundo védico, durante el regreso triunfal del Maestro y Avatar Sri Rama. Rama, rey de Ayodhya, había salido por años de su palacio en busca de su amada esposa Sita, quien había sido secuestrada por Ravana, un asura o demonio, rey de Lanka. Tras la derrota de la oscuridad planetaria representada en este ser, Rama vuelve triunfante a Ayodhya, ciudad que lo recibe junto a Sita, Hanuman y Laksman engalanándose con luces; lámparas de ghi por millones, cantos y mantras, ante los cuales la Madre Divina, Mahalaksmi, desciende para otorgar su bendición a todo el reino y a sus Maestros que retornaban victoriosos.

Así, entre celebraciones que rememoran la épica del Ramayana, hasta los Puranas y Samhitas que narran las enseñanzas de los Rishis sobre el Ayurveda, de forma muy especial la fecha de nacimiento de Dhanvantari nos recuerda también el nacimiento de la Ciencia de la Vida, y nos invita a comprender su vínculo con una tradición espiritual milenaria que se preserva de forma pura hasta el sol de hoy.

El día internacional de Ayurveda

Actualmente, el Ministerio de AYUSH de la India, una organización destinada a preservar y difundir el conocimiento de Ayurveda y sus ciencias hermanas, está haciendo inmensos esfuerzos para determinar oficialmente de manera internacional un día consagrado a Ayurveda. Esto, por supuesto, con el fin de sembrar en la conciencia colectiva la inmensa importancia que este legado espiritual detenta.

En un mundo donde el exceso o la escasez parecieran ser las tendencias predominantes, donde la enfermedad se normalizó y se confundió el bienestar con la supervivencia, resulta vital una ciencia como ésta. Ayurveda enseña el equilibrio de las energías internas y la armonización de la vida con los ritmos de la naturaleza, los movimientos del día y la noche, las estaciones del año, los distintos ecosistemas y pisos térmicos y demás. En vez de tener un enfoque en la curación de las enfermedades, Ayurveda enseña un estilo de vida armónico que puede prevenir toda enfermedad.

De este modo, el Centro Latinoamericano de Estudios Védicos se une a la iniciativa del día internacional de Ayurveda. En honor y admiración por un legado de Amor a la humanidad, humildemente celebramos este día y recordamos así la bendición que representa la posibilidad de aplicar este conocimiento en la vida de cada quien, siempre bajo la guía y el resguardo de los Maestros y Sabios que hicieron posible tales revelaciones desde el principio.

“La persona que desee una vida longeva,

la cual es el instrumento para alcanzar

Dharma (propósito de vida),

Artha (abundancia) y Sukha (felicidad),

debe depositar su mayor fe

en las enseñanzas de Ayurveda;

así lo ha dicho Atreya

y otros grandes sabios.”

Ashtanga Hridayam

Centro Latinoamericano de Estudios Védicos – Calendario Védico

9 Comentarios

  1. Muchas gracias por compartir . !!!

    ONS 🙏

    Responder
    • Mi sincero agradecimiento a la persona que invirtió su tiempo para hacer este artículo sobre el Día Internacional de la Ayurveda, información valiosa para tener una forma de vida con Salud. Gracias por compartir.
      Qué bueno es Dios!

      Responder
      • Namaste,
        Llevo varios años siguiéndolos y me gustó mucho todas vuestras publicaciones las encuentro muy interesantes.
        Soy instructora de yoga, como lo llaman aquí, y me considero como una practicante, con ganas de aprender y conocer todo lo relacionado con este mundo.
        Tengo una pequeña formación de Âyurveda, qué pongo en práctica en mi misma.
        Quiero nada más que sepáis que todo lo que subís es de gran interés.
        Dhanyavah

        Responder
        • Me gustaría saber si hay cursos de ayuverda

          Responder
          • Saludos Solange! Muchas gracias por tu comentario e interés en nuestros cursos. Desde el CLEV ofrecemos una vez al año, el curso de Ayurveda, La Medicina Tradicional, nivel 1. Te acercamos el enlace de nuestra página web donde podrás encontrar mayor información.
            Enlace: https://estudiosvedicosclevevd.org/

            ¡Saludos y muchas gracias nuevamente!

  2. Me gustaria recibir mas informacion

    Responder
    • Saludos Rosa! Apreciamos su comentario e interés, le enviaremos mayor información a su correo, de todas maneras seguimos en contacto.
      Muchas gracias!

      Responder
  3. Hare Krishna. Pido a la misericordia de Krishna Permitir participar de las clases. . Haribol

    Responder
    • Gracias. Por la posibilidad .

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nuestras Recomendaciones:

Ayurveda: un legado de vida.

“Respira para que sigas siendo lo que eres,un Ser extraordinario,un manifiesto visible de energía,de la Luz, de las formas Creadas,de los sistemas posibles”.Mataji Shaktiananda La primera medicina Hace milenios, en las estribaciones de los Himalayas, surgió el primer...

leer más

Síguenos: