fbpx
Seleccionar página

« Blog Samkhya

El Calendario Védico: Tiempo y Conciencia

2 octubre, 2021

“Y el tiempo, ¿qué? Y lo que ocurre en él,

¿has visto? ¿Te has visto?

¿Y cuándo termina? ¿Ves que no puede?

Es una constante, en la que todo pasa”.

Mataji Shaktiananda

La historia del Hombre y el Tiempo

El tiempo es un fenómeno que determina la existencia del ser humano a todo nivel, aun cuando éste no comprende a cabalidad lo que en realidad es el tiempo en sí. Las más grandes civilizaciones han hecho su mejor esfuerzo por comprenderlo, ordenarlo a su manera y producir así un sistema de medición que se acople de la mejor forma a su estilo de vida, sus propósitos y sus horizontes existenciales. No obstante, la historia del entendimiento que el ser humano ha tenido del tiempo es intrincada y confusa, pues prela la ignorancia en intenciones y decisiones que solo han desviado el manejo del calendario a conveniencia de quienes han detentado el poder en las distintas culturas a lo largo de la historia.

Es curioso el hecho de que todo calendario debe contemplar el movimiento de los astros necesariamente, ya sea del sol o de la luna, o de ambos, siendo viable también contemplar estrellas, constelaciones y otros cuerpos celestes dentro de esta lectura. Así, el propósito de un calendario hecho a conciencia es sincronizar estos diferentes ciclos de modo que exista una armonía entre las estaciones del año, las fases lunares, los movimientos del sol y de la tierra, y los ritmos cotidianos del ser humano en su coexistir. Eso es lo que hacen los calendarios realizados con propósitos superiores, trascendentales, arraigados en el anhelo de la evolución en conciencia, ejercicio por demás loable y escaso hoy por hoy. Justamente, de forma lamentable ese no es el caso de nuestra sociedad actual.

Las civilizaciones de Babilonia, Egipto, Grecia y Roma tuvieron un rol central en el devenir de los calendarios hasta el resultado vigente, el calendario gregoriano, que es usado en una buena parte del planeta y por ende tiene una importancia indiscutible. No obstante, los numerosos cambios que han surgido del método de medición y organización del tiempo han sido en su mayoría arbitrarios, inconscientes, y solo han causado desorden y confusión para las personas durante siglos.

Sin embargo, esto no siempre fue así. Hubo civilizaciones avanzadas en términos de sabiduría y de formas de ciencia ulteriores. Así, por ejemplo, encontramos la civilización Maya, quien comprendió el movimiento precesional de los equinoccios del planeta unos 4000 años antes que la ciencia moderna, y pudo determinar entonces un calendario con ciclos precisos de 26,000 años que marcarían el fin de un ciclo precesional y el inicio de uno nuevo. Uno de estos puntos de inflexión fue el caso del aclamado y ampliamente discutido 21 de diciembre de 2012.

El Tiempo según los Vedas

“Soy el tiempo, del tiempo procedo, el espacio es el útero del que procedí, de la Luz auto-manifestada del Brahma. Soy la semilla de cada año, el resplandor del pasado y su causa misma, el alma de cada Ser.”

Kausitaki Upanishad

Mas aún, los Mayas no han sido los únicos con conocimiento de elevada conciencia en cuanto al tiempo y sus períodos. Mas o menos unos 6000 años antes de ellos, el legado contenido en los Vedas, particularmente en el Vedanga (rama del Veda) llamado Jyotish, describió con precisión los más grandes ciclos conocidos hasta ahora por el ser humano. Así como también los de escala más micro, a niveles cuánticos. Por eso es que Carl Sagan fue uno de los pocos científicos que alguna vez vio en el Veda un principio de verdad, al afirmar que las enseñanzas espirituales de la Tradición Védica son quizás las únicas cuya cosmovisión contempla rangos de tiempo con una escala similar a las que hoy en día se utilizan en astrofísica y física cuántica.

Así, el Calendario Védico comprende desde el día y la noche, pasando por el mes lunar, el año… y llega hasta ciclos cósmicos más grandes de cientos y miles de años, Mahayugas, Manvantaras, y más, hasta llegar al día de Brahma; ciclo que concluye con la existencia de un Universo cuando acaece la noche de Brahma, en donde el experimento universal se recoge por medio de la inhalación de Dios y el tiempo llega a su fin, para acceder así al no-tiempo. No obstante los ciclos según el Veda no acaban aquí, pues luego hay meses de Brahma, años de Brahma, y así, ad infinitum.

En una escala cercana a los tiempos relevantes para la vida humana, el Calendario Védico también se acopla a propósitos civiles además de centrarse en aspectaciones útiles para el sendero espiritual. Lo anterior se debe a que contempla ventanas temporales que aplican tanto a propósitos cotidianos como intenciones trascendentales de invocación, ritual, y conexión con esferas superiores de conciencia. De hecho, a esta disciplina se debe el auge de la Astrología Védica como tal. Jyotish nació con la intención de detectar cuáles eran las ventanas astrológicas de mayor potencia para insuflar su alta energía en los rituales de conexión que realizaban los sacerdotes védicos brahmines, siempre bajo el objetivo de propiciar una evolución espiritual y una alineación poderosa con la danza del cosmos.

El resultado, después de milenios de desarrollo, fue una ciencia holística, que abarca todos los espectros de la vida y permite no solo entendimiento, sino también las herramientas para mitigar efectos negativos de los astros, así como para potenciar sus bondades. Esto es lo que se estudia al cursar una formación en Astrología Védica, por ejemplo; ciencia por demás hermosa y absolutamente profunda en términos de sus innumerables posibilidades.

El Calendario Védico

Ahora bien, el calendario védico está construido sobre esa base. Es una lectura del movimiento del cosmos, desde las Nakshatras o Mansiones Lunares (estrellas específicas), los signos zodiacales, hasta los planetas, el Sol y particularmente la Luna con todas sus fases cambiantes. Se puede decir, en síntesis, que al ser los astros quienes actúan por gravedad para hacer emerger cierto tipo de energía puntual en el planeta, es mediante el Calendario Védico como recurso que podemos alinear nuestra vida al movimiento de los astros y las consecuencias que dichos movimientos traen para nuestra vida. Es una forma de sincronizar las actividades humanas con las aspectaciones energéticas que traen los astros, de modo que haya fluidez, eficiencia y efectividad en la corriente de vida que llevamos aquí en la tierra.

El portal del Calendario Védico en el Blog de Estudios Védicos del CLEV tiene justamente esa intención. Mediante la identificación de fechas especiales y eventos astrológicos significativos, iremos escribiendo y publicando sobre los acontecimientos que desde este calendario resultan relevantes para el sostenimiento de una vida consciente y alineada a la fuente de sabiduría que es el Veda mismo. Allí se incluyen celebraciones de toda naturaleza en donde se puede consagrar o dedicar el período dado a prácticas que nos nutran de diversas maneras.

Estaremos compartiendo mensualmente escritos sobre las ventanas de tiempo relevantes, y describiendo su significado y posibles efectos en nuestra vida. Por supuesto, siempre desde la perspectiva del trabajo en conciencia que es posible a partir de este conocimiento. Quizás lo más bello de todo este saber es que siempre tendremos una forma de realizar acciones conscientes y concretas que nos lleven a esa realineación, tan buscada y ofrecida por los Vedas desde un principio…

Es posible profundizar en la enseñanza sobre el tema del tiempo según el Veda, el calendario védico y demás a través de la charla: “Humanidad. Perdidos en el Tiempo”, dictada desde el área de Jyotish del CLEV como parte del ciclo “Sabiduría para la Vida”. Para ver la charla siga el link:

Centro Latinoamericano de Estudios Védicos – Área de Jyotish

1 Comentario

  1. Me encanto tu charla, eres claro y simple , me pareció muy interesante y muy bien expuesto Gracias.

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nuestras Recomendaciones:

Ayurveda: un legado de vida.

“Respira para que sigas siendo lo que eres,un Ser extraordinario,un manifiesto visible de energía,de la Luz, de las formas Creadas,de los sistemas posibles”.Mataji Shaktiananda La primera medicina Hace milenios, en las estribaciones de los Himalayas, surgió el primer...

leer más

Síguenos: